miércoles, 17 de marzo de 2010

Demencial

Cuando me lo han contado esta mañana casi no me lo creo, no tengo palabras. Os cuento la situación: Una profesora, (muy buena profesora, por cierto) que les da clase a una panda de hijos de puta, porque no tienen otro nombre, del PCPI , claro evidentemente los nenes no quieren hacer nada y se llevan muy mal con ella porque ella sí que quiere que trabajen. Los susodichos se quejan a los papás  y éstos, que son peores que los hijos, van a la inspección a quejarse, el resultado es que ahora el inspector está investigando a la profesora,  entrando en sus clases, entrevistando a sus alumnos y todo lo demás. Es decir que además de tener que aguantarlos en clase, que ya es mucho teniendo en cuenta que algunos deberían estar en un reformatorio, tiene que cargar con millones de papeles por rellenar, la presión del inspector y la moral por los suelos. A esto estamos llegando señores y lo que nos quedará por ver porque "vamos a más" caminamos hacia una dictadura de niñatos descerebrados vía tren de alta velocidad, pero la culpa no es de ellos, es de quienes les dan los vuelos.

6 comentarios:

supersalvajuan dijo...

No tengo palabras, la frase de los velatorios. Pues eso, no tengo palabras!!!

disimulando dijo...

Mi frase de los velatorios es "lo siento mucho".
Pues eso, lo siento mucho, mucho, muchísimo porque, ya lo sabes. Cualquier día nos toca. Joder.

alfonso dijo...

lo peor es lo de los papis
eso antes no pasaba

rakel dijo...

A los nenes si que les tocaría la roja y EXPULSION.
Un beso.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Tarde de viernes y por aquí ando bebiéndome tus cosillas poco a poco. Genial como siempre.

Saludos y una abrazo enorme.

Rubén dijo...

Me pregunto por qué la gente más ética es la que más sufre