domingo, 7 de febrero de 2010

Termómetros

Hoy en día se te rompe el último termómetro de Mercurio que te queda ¿y qué haces?.
  • Te compras uno digital y a lo mejor cuando te va a hacer falta, la pila se ha gastado...  
  • Otra opción te gastas 80 euros en uno de rayos infrarrojos que son como los de la oreja pero sin contacto físico y ahorras en fundas. Bienvenido al futuro, el futuro es ahora y esto no es Matrix. Esperemos unos años y seguro que hay estudios que aconsejan lo contrario. Tiempo al tiempo.
  • Opción tercera: comprar un termómetro de Galio. Llegas a la farmacia y el farmacéutico te convence de que es lo mejor. Te dice que es como los de Mercurio pero que no contamina. De acuerdo, llegas a tu casa, lo pruebas y cuando vas a ver la temperatura empieza la cuenta a atrás. El Galio baja a velocidades vertiginosas en apenas 3 segundos pasas de 37.5 a nada ¿te has muerto? por supuesto que no. Hay que ver qué termómetros más modernos que se bajan solos y no te da ni tiempo a ver si tienes fiebre. 

5 comentarios:

alfonso dijo...

termometros?
nada, una manta si tienes frio y un baño fresquito si te da calor
¿que mas da la temperatura?
jijiji
un beso

supersalvajuan dijo...

¿Galio? ¿En qué equipo jugaba? Aris y alguno más, que grande Nikos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Otra día que me tienes or aquí disfruntando de tus letras...

Saludos y un abrazo enorme.

disimulando dijo...

Me encanta este nuevo blog! a quejarse!

Scila dijo...

Nada de termómetros: la mano materna en la frente y su sentencia: tienes/no tienes, fiebre. Y punto.